Tipos de Cimentación

Introducción #

La cimentación es una de las partes de la construcción del domo que debemos prestar más atención, ya que sino está bien realizada, la solución al problema puede ser muy complicada, una vez construido el domo.

Depende del proyecto, el tipo de cimentación puede ser de los siguientes tipos:

  • Sin cimentación
  • Lastres
  • Muro perimetral de bloque de hormigón
  • Losa de hormigón
  • Pilotes de madera
  • Pilares de hormigón
  • Ground Screws

Sin Cimentación #

Cuando se montan domos para un uso temporal o en espacios interiores, muchas veces se montan sin ningún tipo de cimentación ni sujeción al suelo. Es importante que nos aseguremos que el propio peso del domo va a soportar todas las fuerzas laterales o de succión que se puedan producir por agentes externos como por ejemplo los causados por el viento. Si hubieran dudas sobre la seguridad se deberían poner lastres de sujeción.

Lastres #

Existen muchas situaciones en las cuales el peso del propio domo no es suficiente para garantizar la seguridad de un montaje. En estos casos es aconsejable asegurar la base del domo con un peso extra, que se puede conseguir con lastres. En el caso de las fotos que muestro son lastres de hormigón, pero existen otro tipo de lastres como por ejemplo los que se rellenan con agua o arena.

En el caso de eventos públicos será necesario contar con el cálculo de fuerzas de un ingeniero para que determine la cantidad de peso que deberemos aportar a la estructura para garantizar la seguridad de los visitantes.

Muro perimetral de bloque de hormigón #

En muchos casos es suficiente hacer un perímetro de cimentación a base de hormigón. Puede ser un encofrado o mediante bloques rellenos de hormigón. En este caso será importante que vaya armado con varilla de acero, para evitar futuras deformaciones que podrían afectar a la estructura. En el caso de las fotografías es una estructura que no llevará tarima, pero en algunos casos este sistema de cimentación se utiliza para sujetar la tarima de madera.

Recomendación: Añadir alguna barrera anticapilaridad entre el terreno y la estructura.

Losa de hormigón #

Esta es una de las formas más prácticas y económicas de realizar una buena cimentación para la estructura y además conseguiremos una base sobre la que soportar el acabado del suelo interior.

Esta losa debería tener un mínimo de 8 o 10 cm de hormigón armado y situado sobre un terreno compactado. Una opción recomendable sería que esta losa no sobrepasará del límite perimetral de la estructura, ya que así reduciremos en gran medida las posibles entradas de agua en el interior.

Recomendación: Añadir alguna barrera anticapilaridad entre el terreno y la estructura.

Pilotes de madera #

Este es un sistema muy usado en todo el mundo para todo tipo de cimentaciones en todo tipo de terreno, incluso para la construcción en zonas inundadas, como en el mar, lagos y ríos. Puede instalarse por pura presión mecánica, con una perforación previa o incluso creando una especie de zapata de hormigón en la cual se sumergirá el pilote. El tipo de madera elegido para este fin debe ser resistente a la humedad y sus enfermedades, pero aun así en ocasiones se le aplica alguna protección extra como alquitrán o similar.

Pilares de hormigón #

Sistema parecido a los pilotes de madera pero se obtiene mayor solidez y menor flexión de la estructura. Existen numerosos sistemas modernos que hacen muy fácil el uso de este sistema, como son la hoyadora, el molde de cartón y los anclajes metálicos.

Ground Screws #

Este es un sistema relativamente moderno y que está cogiendo gran importancia en los últimos tiempos. Ya que hay muchas empresas creando productos para todo tipos de cimentaciones, desde una pequeña parada de bus, hasta viviendas de varias habitaciones. Es un sistema que requiere de bastante precisión y hay que contar con ciertos utensilios como son: nivel laser, taladro grande para perforado previo en terrenos duros y palanca o atornilladora eléctrica.

Existen gran variedad de tornillos de diferentes secciones y longitudes y cada uno de ellos tienen unas especificaciones. Por eso es importante que el estudio del número de tornillos, sección y longitud lo realice un ingeniero y en su defecto la propia empresa que los suministra. Es muy probable que para ello se necesite un estudio topográfico y/o geotécnico.

Para concluir son muchas las posibilidades de cimentación que podemos valorar para nuestro proyecto, pero siempre deberemos encontrar la más adecuada priorizando la seguridad y la durabilidad de la estructura. Si quieres ahorrar dinero en alguna partida de tu proyecto, mejor que no sea en esta.

Funciona con BetterDocs

No está permitido copiar nada de esta Web.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad